Junkosa y el mundo 5G