La evolución de las telecomunicaciones en los últimos años es imparable y conlleva la existencia de un espectro electromagnético cada vez mas saturado de emisiones. Comprobar los equipos de radio-comunicación en las fases finales de producción o en I+D+i es una prioridad en la que se demanda un recinto adecuado que los aísle.