La interferencia que un equipo genera de forma conducida por los cables debe ser medida a través de un trasductor que permita extraerla de la señal que circula por él. Esta señal puede ser la de alimentación, de comunicaciones u otro tipo de conexión. Para señales de alimentación, la norma CISPR 16 define una red estabilizadora de impedancias o en su abreviatura inglesa, LISN. Disponemos de modelos tanto monofásicos como trifásico y de distintos amperajes